Es una tristeza llegar a este precioso mundo para permanecer oculta en una jaula, tras los muros de una fria nave. Sin poder recibir la calidez del sol, privada de la vida por y para la que estamos aquí. El egoismo caprichoso de los humanos, que os explotan y se adueñan de vuestras vidas, es intolerable.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar nuestro sitio web, analizar nuestros servicios, el tráfico de usuarios, recordar su configuración y mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Para saber más, puede leer nuestra Política de Privacidad. CONFIGURA LAS COOKIES AQUÍ   
Privacidad
Saltar vídeo